Descubrir Toledo

La ciudad de Toledo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, está enclavada en un promontorio rocoso rodeado por el río Tajo, en pleno centro de España, a escasos 70 km. de la capital, Madrid.

Considerada por muchos como una segunda Roma, Toledo no deja de ser una ciudad única. Única en sus detalles, su historia, su cultura y su encanto. Las tres culturas de las tres religiones monoteístas –la musulmana, la judía y la cristiana– dejaron su huella en esta ciudad, cuna de las civilizaciones abrazada al Tajo.

He aquí una pequeña muestra de la variada oferta turística que ofrece Toledo:

El Alcázar de Toledo

Alcazar

El Alcázar es una fortificación de planta rectangular construida en torno a un patio, emplazada en la parte más alta de la ciudad. En sus orígenes fue un palacio romano (s. III) que posteriormente sería modificado bajo los reinados de Alfonso VI y Alfonso X. Fue Carlos V quien encargó al maestro Covarrubias el diseño del edificio actual. El Alcázar alberga hoy día la Biblioteca de Castilla La Mancha y las colecciones del Museo del Ejército.

La Catedral

Catedral de Toledo

La Catedral de Santa María de Toledo, también llamada Catedral Primada de Toledo, es la actual sede de la archidiócesis toledana. Es una obra maestra del gótico español, construida en piedra blanca de Olihuelas, así como un auténtico espectáculo visual materializado en sus vidrieras, fachadas, puertas, capillas…

Plaza de Zocodover

Plaza Zocodover

Esta plaza, cuyo nombre en árabe significa “mercado de bestias de carga”, fue el centro neurálgico de la ciudad durante la mayor parte de su historia. Una parte de ella fue diseñada por Juan de Herrera bajo el reinado de Felipe II. En la actualidad, acoge numerosos festejos locales y es lugar de paso habitual de turistas y lugareños.

Iglesia de los Jesuitas

Iglesia de los Jesuitas

También conocida por el nombre de Iglesia de San Ildefonso, es una muestra representativa del arte barroco en España. Construida hacia el 1742, ofrece una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad desde su Mirador de las Torres.

Iglesia de Santo Tomé

Entierro del Conde de Orgaz

Se trata de la iglesia parroquial más visitada de la ciudad, en buena parte gracias al tesoro que esconde en su interior: el famoso cuadro El Entierro del Conde de Orgaz, de El Greco. La iglesia data del siglo XII, aunque fue reedificada por el propio Señor de Orgaz en el XIV y desde entonces ha sufrido diversas modificaciones adaptándose a los gustos de las distintas épocas. Entre otros elementos, destaca su torre, representativa del arte mudéjar toledano, la pila bautismal de mármol del s. XVI, una hermosa escultura de la Virgen también en mármol (s. XVI) o los lienzos de Luis Tristán.

Museo Casa de El Greco

Museo Casa de El Greco

Emplazado en pleno corazón de la judería, abrió sus puertas al público en 1910. Acoge en su interior importantes cuadros de El Greco, como El Apostolado o El Redentor, así como de otros artistas relevantes de los siglos XVI y XVII.

Sinagoga del Tránsito

Sinagoga del Tránsito

Se trata de una sinagoga de estilo mudéjar construida en el siglo XIV por Samuel Ha-Leví con permiso de Pedro I de Castilla. La austeridad característica del exterior del edificio contrasta con la abundante decoración del interior. Actualmente es la sede del Museo Sefardí de Toledo.

Mezquita del Cristo de la Luz

Mezquita del Cristo de la Luz

Se trata de la mezquita mejor conservada de las 10 que existieron durante la etapa musulmana. Pertenece a la época del Califato de Córdoba y data del año 999. Inicialmente conocida como Mezquita de Bab al-Mardum, recibió el nombre de “Cristo de la Luz” por el Cristo crucificado colocado en el templo cuando este fue consagrado como ermita.

Monasterio de San Juan de los Reyes

San Juan de los Reyes

Perteneciente a la Orden Franciscana, es una de las más relevantes muestras de la arquitectura gótica isabelina en España, siendo construida bajo el patrocinio de la Reina Isabel I de Castilla. El monasterio fue declarado Bien Histórico Artístico de interés nacional en 1926.